Belo%20horizonte3039782800_5778a3ef47_o

Galerías

El destino Belo Horizonte

Belo Horizonte, capital del Estado de Minas Gerais, es una ciudad de gran movimiento, donde las personas se distinguen por su hospitalidad. Por un lado, aparece como una ciudad provincial, mientras que, por otro, impresiona como una ciudad cosmopolita. Rodeada por la Serra do Curral, que actúa como un marco de referencia natural e histórico, fue planeada y construida para ser la capital política y administrativa del Estado, bajo la influencia de las ideas del positivismo, en el auge de la ideología republicana en el país. La ciudad es una mezcla de tradición y modernidad. La ciudad tiene una historia muy interesante, ya que fue originalmente diseñada para asemejarse a Washington DC, con el objetivo de ser un puente para unir todas las ciudades coloniales, con la más famosa de todas: Ouro Preto, ciudad fundada en 1698 y ahora, otro de los lugares que forman parte del Patrimonio Mundial de la UNESCO. Desde entonces, ha sufrido una impresionante expansión urbana extrapolando su plan original. Su población actual supera los 2 millones de habitantes. Tiene un clima agradable durante todo el año.

 

Con amplias avenidas, plazas y áreas boscosas, Belo Horizonte, se enorgullece de haber sido elegida una de las mejores ciudades del país para vivir. Cariñosamente llamada "Belô" o "Beagá", la ciudad ofrece áreas interesantes para visitas, casas de shows con intensa producción artística y cultural, gastronomía apetitiva y diversificada, rica y variada artesanía vendidos en ferias y tiendas especializadas. Los habitantes mantienen una tradición exquisita de hospitalidad, característica de los mineros. Además de ser una referencia para cientos de municipios mineiros, Belo Horizonte es una ciudad moderna que permite el desarrollo económico, la profesionalización de los más diversos segmentos del turismo y, sobre todo, eventos y negocios. Pero las ventajas ofrecidas por la ciudad no paran en estas referencias. Belo Horizonte tiene una infraestructura turística de primera calidad, tiene dos excelentes aeropuertos, hoteles y restaurantes de primera clase, amplia gama de servicios, comercio audaz, vida nocturna concurrida y espacios magníficos para eventos para el sector de comercio y servicios. Belo Horizonte es, claro, también el lugar ideal para experimentar la célebre comida de Minas Gerais, calórica, vigorosa y deliciosa en partes iguales.

 

El impresionante centro histórico de la ciudad se destaca por el trazado de sus calles. En la Plaza Sete de Setembro está el obelisco, un monumento del año 1922 que celebra un siglo de la independencia de Brasil de Portugal. La parte más animada de la ciudad es Savassi, repleta de restaurantes, bares y galerías. Aquí también está la Plaza da Libedade y el Palacio da Libedade, que, curiosamente, fue el primer edificio de la ciudad. La parte más singular es, sin duda, la Rua do Amendoim, conocida por crear una ilusión de óptica o un evento magnético cuando los coches estacionados en la colina parece que suben ladera arriba. Distante 8 km del centro de la ciudad, se puede visitar el barrio de la Pampulha, que tiene un lago artificial y bonitas y modernas casas residenciales. El barrio de Pampulha es el más contemporáneo de la ciudad, y aquí está el estadio del Mineirão, uno de los más grandes del mundo. La Iglesia de San Francisco de Asís es uno de los lugares más visitados, con una arquitectura modernista. Hay varios museos en la ciudad. Los destaques incluyen el Museo de Arte y Oficios y el Museo Histórico Abílio Barreto. Hay algunos museos más curiosos, como el Museo de Juguetes. Entre la gran urbanización de Belo Horizonte, se extienden más de 200 áreas verdes que componen el patrimonio ambiental de la ciudad. En total, hay cerca de treinta grandes parques para aprovechar la naturaleza de Minas Gerais al aire libre. Esta profusión de áreas arboladas de gran valor ecológico ganó la catalogación de Belo Horizonte como una "ciudad jardín". Cada parque tiene su encanto único y ofrece paisajes y actividades diversas a los visitantes. Uno de los parques más destacados es el Parque das Mangabeiras, ubicado a seis kilómetros del centro de la ciudad. A partir de este parque se pueden disfrutar de vistas deslumbrantes sobre la Serra do Curral y la ciudad. Otro atractivo excepcional del parque es su reserva natural, donde viven varias especies de aves y mamíferos.

 

Belo Horizonte es considerada el portal para visitar las ciudades coloniales brasileñas. Desde el aeropuerto de Confins se puede volar a todas las capitales de Brasil, como São Paulo, Río de Janeiro, Salvador, Brasilia, Vitória y Goiânia. Tiene una ubicación privilegiada y es servida por una extensa red de carreteras y de transporte aéreo, que favorece el flujo de visitantes e inversiones en el turismo. Con un poco más de tiempo, el turista, además de conocer la ciudad, también podrá aprovechar sus alrededores, así como los propios bello-horizontinos los fines de semana. Sabará y Nova Lima, por ejemplo, son ciudades que están prácticamente integradas a la capital y ofrecen monumentos históricos, haciendas, restaurantes y bellos paisajes. Con más tiempo, es posible pasar el día en varios otros destinos, como el Parque Natural del Caraça, el Parque Nacional de la Serra do Cipó, la Sierra de la Piedad, las ciudades históricas de Congonhas, Ouro Preto, Mariana, Tiradentes, São João Del, Rey y las cuevas del Rey del Mato, Maquiné y Lapinha. No se olvide de visitar el Instituto Inhotim en Brumadinho. Todos estos hermosos lugares se pueden explorar desde Belo Horizonte. Sólo tienes que hacer de ella tu próximo destino. Belo Horizonte es siempre una agradable sorpresa para el visitante.

 

Como llegar:

 

El aeropuerto de Confins, en las afueras de Belo Horizonte, recibe numerosos vuelos regulares de otras capitales brasileñas, así como un puñado de vuelos internacionales. El aeropuerto de Pampulha, ubicado en la ciudad, recibe un pequeño número de vuelos en aeronaves menores. Para ir de Confins al centro de la ciudad, hay dos servicios regulares de autobús, un ejecutivo y otro convencional. Ambos autobuses están preparados para transportar a los viajeros con su equipaje.

 

Además del avión, se puede llegar a Belo Horizonte en bus, tanto de Río como de São Paulo. A partir de Río, las empresas Cometa y Util hacen el viaje. De Sao Paulo, Cometa y Gontijo.

 

Facebook: https://goo.gl/a0iNwI
Twitter: https://goo.gl/sv3o9T
YouTube: https://goo.gl/YWhffm
TV Online: https://goo.gl/YZi5fu

Fuente: DDA
Contacto: Info@destinosdeamerica.com

 

Más información

Servicios


Destacados cercanos a Belo Horizonte

Menú

Menu

Centroeste

Brasilia%2c%20catedral

Nordeste

Bahia%2c%20brasil

Norte

Nature-amazon-river-wallpaper-1920x1080

Sudeste

P1020664

Sur

Canion-fortaleza