Bras%c3%adlia14342977548_fcb2356258_k

Galerías

El destino Brasília

Además de la incomparable belleza arquitectónica es una ciudad que se caracteriza por su planificación urbana. Brasilia es la historia de una vieja aspiración, construida conscientemente en medio de las planicies del Centro-Oeste brasileño. Inicialmente proyectada para albergar a 500 mil habitantes, actualmente alberga a más de 3 millones de personas, ya pesar de su proyecto utópico, enfrenta los mismos problemas que cualquier otra gran ciudad del país. Tiene una forma de avión. Las áreas residenciales son las alas del avión (Asa Norte y Sur) y la parte central es el área de trabajo y eventos como los ministerios, museos, catedrales y palacios. El frente del avión es representado por el Palacio del Planalto, la presidencia del gobierno. El área de la cola está llena de hoteles y centros de exposiciones y congresos. Esto hace que el flujo de circulación sea homogéneo y constante.

 

Realmente un lugar peculiar, esta ciudad es la materialización de los sueños, visiones e ideales de progreso de una generación que tal vez nunca imaginara que Brasil se convertiría en una de las nuevas potencias emergentes del mundo. Aunque la capital del gigante sudamericano es poco mencionada por la mayoría de las personas nacidas en Brasil, Brasilia es una de las capitales más vibrantes, dinámicas e interesantes de toda América del Sur. Brasilia nunca dejará a ninguno de sus visitantes indiferentes.

 

Una ciudad inteligente, con amplias avenidas que fueron proyectadas con la intención de crear una dinámica perfecta, como si fueran un sistema circulatorio, donde cada arteria y cada vena desempeñan una función específica para mantener el flujo de tráfico. La capital de Brasil es un sueño arquitectónico y social nacido de cero, revelando muchas de las esperanzas de las personas que representa, en convertirla en un destino que ningún fan de la arquitectura puede ignorar. Con amplios espacios abiertos donde la aglomeración de formas y estilos no parece ocasionar interferencia, como sucede en muchas otras ciudades latinoamericanas, Brasilia es un ejemplo de arquitectura modernista y simple. Pero todas esas peculiaridades no nacieron de la nada, porque Brasilia es reconocida internacionalmente por haber sido construida bajo los principios urbanísticos de la Carta de Atenas. Un manifiesto urbano escrito en 1933, cuyos principales conceptos se basan en la primacía de la vivienda en otros edificios, la importancia de los espacios verdes por encima de los edificios y la prohibición de la vivienda en las carreteras, entre otros.

 

Al contrario de lo que los más jóvenes piensan, la capital brasileña es un poco mayor de lo que se imagina. Este experimento arquitectónico fue concebido a partir de 1956, teniendo como principales creadores el urbanista Lucio Costa y el arquitecto Óscar Niemeyer, y terminó en un récord de apenas cinco años. En 1960, la ciudad había sido declarada oficialmente como la capital del país, que, de acuerdo con estudiosos e historiadores, fue una gran conquista, pues, aunque la idea de construir una capital en el interior del país era un sueño largamente esperado desde el pasado momento de la independencia, ni siquiera el presidente Juscelino Kubtschek, el principal promotor del proyecto, lo contempló en sus planes de gobierno.

 

Brasilia es la única ciudad moderna del mundo declarada Patrimonio Cultural de la Humanidad por la Unesco. La capital brasileña es mucho más que el centro político del país. Sus edificios tienen arquitecturas bellísimas, con muchas curvas y ángulos sorprendentes. Sin duda, es de esas ciudades repleta de tarjetas postales. El concreto muy aparente se contrapone a la arborización del Plan Piloto, cubierto de árboles floridos y jardines bien cuidados. Las direcciones en Brasilia están compuestas por siglas y números. Para quien no es local es casi imposible adivinar lo que significan, pero una información fundamental está contenida en dos letras al final de la casa: S (sur) y N (norte). Además de la arquitectura inigualable, la ciudad cuenta con excelentes restaurantes, museos y bellos parques. Los colores del cielo son un espectáculo aparte en su paisaje, siempre intensamente azul durante el día y rojizo al atardecer.

 

Facebook: https://goo.gl/a0iNwI
Twitter: https://goo.gl/sv3o9T
YouTube: https://goo.gl/YWhffm
TV Online: https://goo.gl/YZi5fu

Fuente: DDA
Contacto: Info@destinosdeamerica.com

 

Más información

Servicios


Destacados cercanos a Brasília

Menú

Menu

Centroeste

Brasilia%2c%20catedral

Nordeste

Bahia%2c%20brasil

Norte

Nature-amazon-river-wallpaper-1920x1080

Sudeste

P1020664

Sur

Canion-fortaleza