Recife-249

Galerías

El destino Recife

Recife es la capital del estado de Pernambuco, una de las ciudades más emocionantes del nordeste brasilero. Fundada en 1537, constituye la capital más antigua del país. Sus principales atractivos son sus amplias propuestas en actividades recreativas y culturales. Su moderna urbanización, de altos rascacielos vidriados, se enmarca en el magnífico paisaje natural que ofrece la costa atlántica. La red de canales y puentes que surcan el casco antiguo de la ciudad, aportan un encanto singular y hacen que la ciudad merezca el apodo de Venecia brasilera. La conocen así, por los canales y los 39 puentes que la cruzan. La ciudad de Recife está formada por tres islas: Recife, Santo Antônio, y Boa Vista entre las que discurren los ríos de Beberibe y Capibaribe. Hay un total de seis ríos que discurren por Recife siendo el Capibaribe y el Beberibe, cercano de Olinda los principales. A ellos hay que añadir los ríos Jiquiá, Tejipió, Jordão y Pina. Viajar a Recife es una experiencia que combina naturaleza, con todos los servicios de una metrópolis moderna y el encanto de su remanente colonial. 

 

En el período en que el país fue sometido a la dominación holandesa, Recife fue sede del gobierno (1630-1653). Cuenta con un casco histórico que data de los siglos XVI y XVIII, legado por los colonizadores portugueses y holandeses. Tiene sus museos, edificios históricos, obras de teatro y demás, pero un viajero con poco tiempo puede conocer lo primordial en un día. La ciudad alberga algunas de las playas urbanas más lindas de Brasil. La costa de Recife es célebre por su movida interminable y por sus preciosos arrecifes de coral, una experiencia imperdible para los turistas buceadores. A lo largo de la costa, encontraremos un sinfín de playas, entre ellas: Praia do Pina, de mar calmo y algunos arrecifes; Piedade, de arena blanca y algunas olas; Candeias, de oleaje fuerte y arena oscura. Boa Viagem es una playa de 7 kilómetros de largo. Es la principal y la más concurrida de la ciudad de Recife. A un costado tiene un inmenso mar verde y una imponente barrera de arrecifes de coral. Del otro lado, la bordea en forma paralela una avenida que lleva el mismo nombre que la playa y que se debate entre los grandes hoteles, las palmeras y una rambla hecha de piedras por la que caminan y pedalean cientos de personas por día.

 

Recife es una ciudad impactante por donde se la mire. Sin embargo, y a pesar de que la vista del mar es inmaculada, los mayores atractivos de Recife pasan por otro lado. Lo más pintoresco de la ciudad es el casco colonial de mediados del siglo XVI, conocido como Recife Antiguo. Para quien se encuentra en Recife un domingo, vale la pena visitar Recife Antigo, donde se lleva a cabo una feirinha de artesanato con ensayos de maracatú y bandas de forró. El área también posee bastantes restaurantes y bares. Transitar por Recife, es como recorrer las salas de un museo a cielo abierto. Cada calle, cada iglesia, cada plaza, cada barrio, tiene su propia historia. Un lugar imperdible de visitar es la localidad de Olinda, a tan solo 7 Km de la ciudad de Recife, cuna de la colonización portuguesa, considerada área intangible por la UNESCO como patrimonio natural y cultural de la humanidad. Su principal atracción es el carnaval de la calle, considerado como el mejor de Brasil por su gran variedad de disfraces, colores, instrumentos y música.

 

Ya bastante fuera del centro existe una familia que merece dos visitas. El Instituto Brennand (abierto de 13h a 17h) y la Oficina Brennand (abierto de 8h a 17h) son muy diferentes en contenido pero parecidos en majestuosidad. El primero, localizado en el barrio llamado Várzea, es una colección privada de armaduras, pinturas, esculturas y armas. Su primo, Francisco Brennand, posee una enorme colección de escultura y pintura, todas creadas por si mismo, en una antigua fábrica de cerámica. Ambas se encuentran en las afueras de Recife, cerca de la universidad rural y el zoológico, casi al final de la enorme avenida Caxangá. Tras tomar cualquier autobús que transite hasta la Caxangá, es posible tomar un taxi para terminar el trayecto.

 

Con vuelos desde varias ciudades brasileñas, europeas y norteamericanas, Recife está posicionada para recibir turistas el año entero gracias a su clima ameno. Recife cuenta con excelentes servicios de alojamiento. Encontrarás ofertas de hoteles, posadas y apart-hoteles de todas las categorías, que satisfacen cualquier demanda. Ofrecen instalaciones completas, que incluyen áreas para el deporte, spas, jardines y piscinas. La infraestructura dedicada al turismo tiene gran desarrollo, así que al bello entorno natural, debes sumar la cantidad de servicios orientados a hacer más cómoda y entretenida la estadía de sus visitantes. Es esto lo que hace de Recife un destino tan especial: la naturaleza y la cultura se encuentran en un contraste lleno de armonías, con playas ultra-modernas pero de ecología intacta. Descubre todas las propuestas deportivas, culturales y ecológicas de las famosas playas de Recife en nuestra página.

 

Facebook: https://goo.gl/a0iNwI
Twitter: https://goo.gl/sv3o9T
YouTube: https://goo.gl/YWhffm
TV Online: https://goo.gl/YZi5fu

Fuente: DDA
Contacto: Info@destinosdeamerica.com

 

Más información

Servicios


Destacados cercanos a Recife

Menú

Menu

Centroeste

Brasilia%2c%20catedral

Nordeste

Bahia%2c%20brasil

Norte

Nature-amazon-river-wallpaper-1920x1080

Sudeste

P1020664

Sur

Canion-fortaleza