Salvador-bahia-3

Galerías

El destino Salvador

Salvador es uno de los lugares y destinos más frecuentados por turistas locales y extranjeros. Es una de las puertas del nordeste de Brasil. Se caracteriza por sus amplias avenidas y su tránsito eficiente, pero intenso, con fácil acceso a las principales atracciones turísticas.

 

Muchas fiestas, buenos restaurantes, sol, un pueblo acogedor y una red hotelera bien preparada para el público. La puesta del sol vista desde el Farol da Barra, la artesanía, el patrimonio arquitectónico, las regatas y el centro histórico de la ciudad, considerado Patrimonio Cultural de la Humanidad por la UNESCO, son algunas de las cosas que el turista encontrará en su viaje a la capital bahiana.

 

La ciudad, con más de tres millones de habitantes, está dividida en dos partes, conocidas como Ciudad Alta y Ciudad Baja, que están conectadas por un tranvía, un ascensor y carreteras intrincadas llamadas "laderas". El Elevador Lacerda es una gigantesca estructura de acero que interconecta, en un instante, el área histórica de Salvador (Ciudad Alta, sobre colinas) con la parte moderna (Ciudad Baja). Se estima que en un día útil transporta cerca de 28 mil pasajeros. En algunas ocasiones, ese número puede alcanzar cerca de 50 mil. El gran ascensor, que tiene sus estructuras arraigadas en la roca de la montaña, fue construido en 1873. Sirve como un puente entre la Plaza Tomé de Souza, en la Ciudad Alta, y la Plaza Cairu, en la Ciudad Baja. El viaje dura sólo 30 segundos.

 

Una buena manera de conocer Salvador es iniciando el paseo por el centro histórico, que se encuentra en la Ciudad Alta. También conocido como Salvador Viejo, este centro histórico alberga el mayor complejo arquitectónico barroco en las Américas (cerca de 800 edificios coloniales restaurados). Es imposible dejar de visitar el barrio del Pelourinho, centro cultural de la ciudad. Allí las escuelas de Capoeira proliferan, y existen numerosos grupos artísticos que ensayan en las calles y se presentan en la explanada del Pelourinho. Con sus bares multicolores, tiendas de artesanía, joyeros, restaurantes con música en vivo, el Pelourinho es un magnífico centro de ocio nocturno y día. Los grupos alegres y despreocupados de niños y niñas cantan y bailan al ritmo de la más pura música afro-brasileña, sea ella reggae, samba, lambada, axé, pagoda, samba.

 

Salvador fue la primera capital de la América portuguesa y, como tal, la ciudad cultivó el trabajo esclavo y tuvo columnas de madera (llamadas pelourinhos) fijadas en la plaza y otros lugares públicos para castigar a los esclavos infractores. Así nació el nombre del famoso barrio. En el momento, es posible ver los pelourinhos instalados en puntos como el Terreiro de Jesús y en las plazas Tomé de Souza y Castro Alves. Hoy, el barrio del Pelourinho es un gran centro comercial al aire libre.

 

Los viernes son días de comida baiana en los restaurantes y durante la noche el movimiento se realiza en el barrio del Río Vermelho. El turista no puede dejar de probar los acarajés más famosos de Bahía. Sólo tienes que buscar los concurridos quioscos de Dinha, Cira o Regina. Es difícil decir cuál es el más sabroso.

 

Facebook: https://goo.gl/a0iNwI
Twitter: https://goo.gl/sv3o9T
YouTube: https://goo.gl/YWhffm
TV Online: https://goo.gl/YZi5fu

Fuente: DDA
Contacto: Info@destinosdeamerica.com

 

 

Más información

Servicios


Destacados cercanos a Salvador

Menú

Menu

Centroeste

Brasilia%2c%20catedral

Nordeste

Bahia%2c%20brasil

Norte

Nature-amazon-river-wallpaper-1920x1080

Sudeste

P1020664

Sur

Canion-fortaleza